Santa Sofía

Santa Sofía

Uno de los monumentos más conocidos del mundo, Santa Sofía es la obra maestra de la arquitectura bizantina. Su grandiosidad y magnificencia la convierten en una visita imprescindible y en el monumento más emblemático de Estambul.

Santa SofiaConstruida en el siglo VI, se dice que el emperador Justiniano, cuando vio la obra terminada, exclamó «Salomón, te he vencido», en referencia al templo de Jerusalén. Y 1500 años después, Santa Sofía sigue impresionando.

A lo largo de más de 900 años, Santa Sofía fue la sede del Patriarca Ortodoxo de Constantinopla y la catedral más grande del mundo. En ella se coronaba a los emperadores y se llevaban a cabo todas las ceremonias imperiales. Posteriormente, se convirtió en la principal mezquita de Estambul, función que cumplió durante casi 500 años, y en 1935 pasó a ser museo. En 1985 fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Durante muchos siglos, Santa Sofía fue uno de los principales referentes arquitectónicos del mundo y ejerció una gran influencia a lo largo del Románico y el Renacimiento, que puede verse en numerosas iglesias ortodoxas de Rusia, Rumanía, Grecia o Bulgaria y en mezquitas de todo Oriente Próximo, incluidas la Mezquita Azul, la mezquita de Solimán o la Mezquita Nueva de Estambul.

Santa SofíaEn Santa Sofía contrasta su exterior, construido de ladrillo y de aspecto sólido, austero y fortificado, con el interior, ricamente decorado con mármoles y mosaicos, y en el que destaca sobre todo su impresionante cúpula nervada, que parece ingrávida, y las enormes lámparas de bronce.

Durante los últimos 20 años se ha acometido una profunda restauración de Santa Sofía. En primer lugar se han restaurado sus elementos arquitectónicos, especialmente la cúpula, que estaba en muy mal estado. También se han restaurado los elementos decorativos, por lo que en la actualidad podemos verla en todo su esplendor, aunque todavía queda algún andamio.

Situada en Sultanahmet, el centro histórico de Estambul, Santa Sofía se encuentra frente a la Mezquita azul, y en los alrededores se encuentran también el palacio Topkapi y la Cisterna Basílica.